Follow by Email

martes, 17 de febrero de 2009

Barro y hongos
Me puse a limpiar una vertiente abandonada, la cual tenia mucho barro podrido, debido a la descomposición de hojas. Me acompañaba un señor Luis. Yo estaba descalza con las piernas hasta la pantorrilla en el barro. Me llamaba la atención que Luis no dijera nada respecto al barro ni que estuviera molesto por tener los pies en ese barro. Le pregunte si no le daba asco y me dijo que no, ya que hacia unos cinco años atrás, el tenia hongos en los pies, tenia unas rajaduras en los pies (en el talon) que le estaban impidiendo caminar, tenia los pies como afiebrados, casi no podia andar en la bicicleta, tenia que pisar los pedales con la punta de los dedos. Como era empleado, le encomendaron limpiar un pozo que tenia mucho barro podrido, se sintio acongojado por tener que hacer esa tarea, debido al estado de sus pies. Se saco las vendas que tenia y se puso a limpiar el pozo ya que no tenia otra alternativa. A la tarde de ese dia, todavía estaba con los pies en el barro, ya no le dolian los pies, se habia ido la fiebre de sus oiernas, podia caminar bien. Pudo pedalear tranquilamente la bicicleta. Al otro dia a la tarde, le salia como una costra de los pies donde estaban las rajaduras. Desaparecieron las rajaduras. Desde ahí aprendio que el barro tiene un gran poder curativo.
Si tenemos algun problema de hongos en los pies, podemos preparar en un tacho arcilla o barro limpio de hojas, con un poco de agua, que forme un barro. Y ponemos los pies adentro durante una media hora. Después tirar ese barro. .

1 comentario:

sebastian dijo...

es verda lo del barro podrido el sobrino de mi abuelo se curo de canser ala rodilla se pusos barro podrido en sus pierna derecha