Follow by Email

viernes, 16 de enero de 2009

LA GORDURA COMO DEFENSA DEL CUERPO

Se le ocurrio que la gordura, a quien usted le tiene tanta rabia y bronca, es una de las formas mas eficaces que tiene el cuerpo de protegerse de los elementos toxicos que usted ingiere?
A la gordura hay que tratarla con cariño y comprender la funcion que cumple en nuestro organismo.
Cada alimento con sustancias toxicas que usted ingiere (embutidos, mayonesas, conservantes, aromatizantes, colorantes, grasas no saludables, etx), el organismo genera una celula de grasa para envolver esa toxina que entra y lo guarda lejos de los organos vitales, para que no los afecte, generando los rollitos, los guarda. a la espera de que le demos una mejor oportunidad para eliminarlos, cosa que normalmente no ocurre porque comemos mucho y continuamente, porque nos ponemos muchas ropas y zapatos ajustados, etx..
Cuando inhalamos sutancias toxicas (desodorantes, lavandinas, jabones, desodorantes de ambiente, suavizantes de ropa) , en muchos casos el cuerpo tambien genera una celula de grasa y las envuelve.
Para sacar esas toxinas y mermar la grasa corporal, pasarse un trapito humedo por todo el cuerpo, excepto la cara, al levantarse de la cama. Tambien esto puede hacerse cada vez que se sienta calor. VER formas sencillas de eliminar toxinas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jamás había pensado esta relación entre las toxinas y la gordura...la pregunta es: la localización de los rollitos es en base al órgano mas intoxicado? por ejemplo, si tenemos gordura en las caderas es porque la vesícula cargada de toxinas?
Gracias Mirta!

Gabriela dijo...

me encanta este blog, recien lo descubro y estoy empezando a practicar. ¿que efecto produce el deslizamiento de la toalla por el rostro?

mirtha dijo...

Gabriela: No conviene pasarse la toallita por el rostro ya que las toxinas pueden salir por ahi y van a generar manchas, granitos, y en general el rostro es lo que mas se ve . Es mejor que las toxinas salgan por el resto del cuerpo, ademas en general no conviene que la sangre fluya hacia la cabeza.